domingo, enero 29, 2006

¿Hay que ir siempre con la verdad por delante?

Radicalmente no. Si todos fuésemos sinceros y expresásemos en cada momento nuestros pensamientos el mundo sería un infierno y la violencia se haría presente entre nosotros de una manera alarmante. Y todo ello porque la “verdad” puede herir. Imaginemos la situación más cotidiana del mundo: dos vecinas comparten ascensor. Si en verdad fuésemos sinceros obviaríamos el tema del tiempo y haríamos comentarios de este calado:

“Oye, cada día estás más gorda y tienes la casa hecha un asco. Y dile a tu marido a ver si se ducha, que da asco montarse con él en el ascensor”.

La respuesta de la interpelada sería, de ser todos sinceros, de semejante tono, lo cual haría la convivencia sumamente incómoda. No digo con ello que la falsedad tenga que presidir nuestras vidas. No, señoras y señores, cuando la situación lo requiere hay que decir las cosas claras, o como dice el refrán “al pan pan y al vino vino... y a tu chocho ¡mi pepino!”

Dicho lo cual me retiro a mis aposentos reafirmando la necesidad de que la sinceridad presida nuestras relaciones pero no hasta el punto de causar daños innecesarios.

Siempre vuestro,

El Lehendakari.-

21 Comments:

Blogger Roma said...

Pero, has desayunado ya? o todavía no te has duchado, ni afeitado, ni vestido? Jajaaa.
No sé, hablando de sinceridad, es lo primero que se me ha venido a la cabeza al leer tu post de buenos días del domingo. Sinceramente yo te imagino todavía en pijama y pensándotelo mucho lo de afeitarte y salir a la calle a refrescarte.
Bueno, pues ya está dicho.

29/1/06 2:01 p. m.  
Blogger jaB...!!! said...

Si, es duro que te digan que hueles a tigre, pero joder, duchate guarro! La siceridad es relativa tambié, porque puede haber muchos puntos de vista dentro de ella. Realmente, tenemos que saber que grado de confianza tenemos con esa persona ala hora de efectuar comentarios... porque la podemos meter hasta el fondo fondo. Pero es verdad, la gente no se huele a si misma??? Hay cosas que nunca entenderé...

29/1/06 2:16 p. m.  
Blogger My own road story.... said...

Yo creo que algunas verdades hay que decirlas para que la gente espabile,... que muchas veces nos callamos??? Pues si.. es cierto.
Gracias por tu visita, trataré de coger más confianza en mi misma que falta me hace... por muchas zancadillas que me ponga la vida.
Besos!

29/1/06 5:29 p. m.  
Blogger PacoelFlaco said...

Definitivamente, sí.


Bueno, no, era mentira.

Como vayas por la vida de sincero, no sólo te vas a llevar alguna colleja por capullo, sino que te van a despedir de cualquier trabajo (excepto presentador de "El rival más débil"), y no te vas a echar novia seria en la puta vida.

29/1/06 6:52 p. m.  
Blogger Diego Gutiérrez said...

la verdad solo para quien la necesita, y casi nunca para quien la pide...
y al que la necesita, solo si tú necesitas dársela...
queda un poco enrevesado... pero tiene sentido... piénsalo...
sl2
dg

29/1/06 7:04 p. m.  
Anonymous epoptek said...

ser sincero tiene poco que ver con ir por la vida como si te hubieran dado pentotal sódico
supongo

29/1/06 11:50 p. m.  
Blogger LUR said...

Tampoco es eso lehendakari!!!! Una cosa es ser sincero y otra muy diferente decir todo lo que se te pasa por la cabeza en cada momento y de esas maneras..Yo no le diria estas mas gorda y tu casa esta hecha un asko,y tu marido se podia duchar.... le diria: Estoy flipada de lo pedazo de gorda que estas tia..yo no se como te puedes follar a tu marido que huele como el culo, yo cada vez que acabo de tirarmelo ya le digo: anda y vete a tu puta casa de mierda...

Una que no tiene culturilla.

30/1/06 2:27 a. m.  
Blogger Sherezade said...

Vale...son las 4 de la mañana pero que yo sepa la sinceridad no quita el respeto... Na, yo prefiero ir con la verdad por delante (así me va...) ;)

30/1/06 3:40 a. m.  
Blogger Diego Gutiérrez said...

te pondré un ejemplo. Pregúntale a Egibar... bueno,.. no... a Imaz,...
bueno...
no...
me callo...
q me caes bien y no quiero q nos encabronemos
sld y república
dg

30/1/06 9:06 a. m.  
Blogger xMou said...

La sinceridad va atada al nivel diplomático de cada uno: ¿es correcto decir ciertas cosas? Cada cual lo vé según la situación y la persona... umh... receptora xD.

A parte, siempre queda la sutileza: el arte de mandar a tomar por culo a alguien y que te responda con una sonrisa. A algunos, no se les dan bien los juegos de palabras ;).

Por cierto, tengo una vecina a la que siempre se me quedan las ganas de decirla algo similar a lo que tu pones, pero no acerca de su marido, si no de ella misma: va siendo hora de darse una duchita. Siempre emperifollada, con joyas y un buen abrigo de piel, pero la mujer es incapaz de meterse a remojo.

Luego, queda tratar otro tema de la sinceridad: personas que te dicen "quiero que seas conmigo sincero". Uno llega, va un poco de pardo y no se ha dado aún la galleta con ese tema, y pica: toma castaña, sinceridad. Al rato estas corriendo xD.

Si es que la gente no sabe lo que pide. Ya lo decía mi padre, "no preguntes lo que no quieras saber" ;).

Aguuuuur!

30/1/06 11:14 a. m.  
Blogger Zuriñe Vázquez said...

Lehendakari! tú como buen político lo deberías de saber, hay que ir con la verdad por delante, pero con diplomacia. Besos

30/1/06 2:40 p. m.  
Anonymous kirita said...

ay, juanjo, juanjo. con esa falta de diplomacia no vas a llegar muy lejos ;)
es cierto, a veces dan ganas de ser más que sinceros, pero como alguno/a dice más arriba, tampoco es cuestión de liberar las bilis con el primero que pase.
llama a moratinos y pregúntale como hace el.
ánimo!!!

30/1/06 2:56 p. m.  
Anonymous magin said...

Cuando se dice eso de "te voy a ser sincero" que sepas que no te va a gustar lo que escucharas.

Un saludo

30/1/06 3:10 p. m.  
Blogger jaB...!!! said...

Ayyyy si los politicos fueran con la verdad por delante... Este país cambiaría radicalmente!!!

30/1/06 6:11 p. m.  
Blogger nunile said...

A veces nos gusta decir la verdad a los demás, pero cuando la verdad es incómoda, no nos gusta tanto que nos la digan a nosotros.

Un poco de diplomacia y delicadeza nunca va mal.

30/1/06 6:32 p. m.  
Blogger marea said...

Decía mi abuela: -miénteme k me gusta... a veces es mucho mejor

30/1/06 8:04 p. m.  
Blogger El Lehendakari said...

Hola! En primer lugar, y ahora sí siendo sincero, he de decir que agradezco que os toméis tiempo en leerme y en dejar vuestros comentarios, así da gusto escribir un blog :-)

Roma, sí, el domingo no me levanté tarde, formal que es uno. Eso sí, a la calle poco, que hace mucho frío ;-)

Jab...!!!, pues sí, a veces hay que callarse y aguantar algunas cosas... A ver quién le dice a uno que se ducha poco...

Always candy, gracias por la visita. Alguien a quien sí que no hay que engañar nunca es a uno mismo; no, mejor reconocer las cosas como son y tomar decisiones. Un beso.

Pacoelflaco, muy bueno. O sea que a las aspirantes a novias hay que mentirles ¿no? ¿Pero no les gustan sinceros? Jeje.

Diego, me has dejado flipado... pero sí, se entiende muy bien. O sea que siendo siempre sincero no se llega muy lejos... eso deduzco.

Epoptek, jaja, sí, así es, una cosa es ser sincero y otra faltón sin necesidad. A ver si firmas con el nombre de tu blog, así te visitamos.

Lur, jeje, muy buena. ¿Qué dice la vecina de ti? Tiene envidia de lo guapa y elegante que eres... y de los tíos macizos que te tiras, ¿no? Un beso.

Sherezade, hola. Pues sí que estamos bien, a ver si va a resultar que es mejor no ser una persona sincera... Bueno, yo creo que es un punto a tu favor.

Diego, jaja, me sacas el “monotema” en todos los posts. Salud e independencia, jajaja.

Xmou, hola!: estás bien lo que comentas... y lo de no preguntar lo que no se quiere saber... Aún así veo que se recalca mucho que a veces, particularmente para establecer relación con personas del otro sexo, no conviene ser sincero del todo... Un saludo.

Zuriñe, no creo que precisamente los políticos sea los más sinceros: compara lo que se dice en campaña electoral y lo que se hace luego. Un besote.

Kirita, pero si yo soy muy educado y sé comportarme. Un ministro de exteriores seguro que tiene que tragar “sapos y culebras” al tratar con ciertos personajes... lo mismo por defecto profesional hace lo mismo en sus relaciones personales y halaga a todo el mundo, jeje.

Magin, a veces es mejor que sean sinceros con uno mismo a que te mientan, por no decir siempre... aunque luego está lo de ojos que no ven, corazón que no siente, no?

Jab...!!! Sí, sería imprescindible la sinceridad en la clase política, mirar por el bien general y no partidista.

Nunile, entendido. Parece que hay consenso en el tema, voy a tener que buscar la polémica entonces, jeje.

Marea, sí, lo que decía: ojos que no ven... Hombre, a mí si Miss Mundo pasa la noche conmigo y entretanto me dice que me quiere pero en realidad quiere a otro... tampoco me iba a importar mucho, jajaja.

30/1/06 10:02 p. m.  
Anonymous kirita said...

hola, jj. lo de moratinos venía por sus rifirrafes con josepepe. XD
a mi la sinceridad me parece un valor en desuso, y por eso muy apreciable. pero ni es bueno tragarse sapos ni culebras tampoco es cuestión de ir como la niña megan escupiendo al padre karras.
y enlazando con el post siguiente, si eres sincero, encontrarás sinceridad, y al final encontrarás a alguien que te ofrecerá lo que tu des, lo digo por experiencia.
buenas noches!

30/1/06 11:32 p. m.  
Anonymous kirita said...

...ah, y otra cosa sobre el post siguiente y la foto...
por mucho nacho vidal que sea, la chica no tiene cara de estar muy a gusto, jajaja. XD

30/1/06 11:35 p. m.  
Blogger Elisabeta said...

Totalmente de acuerdo,a veces es mejor omitir la verdad,que tampoco es mentir,y asi se evitan daños "colaterales",muackis

30/1/06 11:37 p. m.  
Blogger El Lehendakari said...

Kirita, hola! Eso creo que yo, que hay que ser sincero sin ser faltón innecesariamente. Muy bonita la siguiente reflexión que haces: recibirás lo que das... Ya lo sé, sólo es miedo al rechazo... No lo tengo claro, pero sé lo que me apetece hacer y, aunque sea para estar a gusto conmigo mismo, lo mejor es ser sincero. Además a cada persona hay que quererla tal y como es.
Un fenómeno el Nacho Vidal; la chica es Belladona, quien fue su pareja durante una temporada. Ella es profesora de instituto. Que noooooo, jajaja, se dedica a lo mismo que él, aunque recientemente ha sido madre y no sé si se habrá replanteado su carrera. El Nacho también se ha debido enamorar y se quiere retirar... desde luego, no hay derecho!, jajaja.
Besos de buenas noches... la noche siguiente ;-)

Elisabeta, holas; jaja, qué cursi. Sí, parece que todos coincidimos en eso, no vamos ir por la calle sacando los “defectos” de la gente... además como que uno mismo tuviese pocos ;-) Un besote.

31/1/06 10:37 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home