viernes, octubre 13, 2006

Drogas sí

Las drogas son algo innato a la humanidad, siempre le han acompañado y siempre le acompañarán por una simple razón: proporcionan bienestar. Además sirven para conocerse mejor uno mismo y conocer el mundo.

Por eso motivo todas las políticas prohibicionistas están destinadas al fracaso, siendo aconsejable, puesto que convivimos con las drogas, políticas informativas y divulgativas. El problema no es consumir drogas sino su uso indebido (abuso). Un simple ejemplo: antes de pilotar un avión, o conducir un coche, se requiere un aprendizaje; igual sucede con las drogas.

Precisamente ayer que yo me drogué con gran placer: en agradable compañía consumí unos pinchos en mi ciudad acompañados por una droga, en este caso legal: vino crianza de rioja alavesa. Disfruté de una forma excepcional como disfruté igualmente al escuchar todos estos argumentos y otros muchos expuestos ayer en un excelente programa televisivo (segunda cadena de Televisión Española) conducido por el gran experto Antonio Escohotado. Da gusto disponer de una televisión pública que aborde ciertos temas con racionalidad, libertad y afán divulgativo, cosa que dudo sucedería con un gobierno de derechas.

14 Comments:

Blogger toxcatl said...

Se les colaría por error...es la dos _nadie_ le hace mucho caso.-

13/10/06 5:50 p. m.  
Blogger churra said...

Teniendo en cuenta en nº de personas que no vio el programa tendrias que matizar un poco.

¿Cuestion de aprendizaje? ¿como para aprender a pilotar un avion ?

Un besito

14/10/06 3:35 p. m.  
Blogger El Lehendakari said...

Toxcatl, la verdad que fue curioso el programa porque Antonio Escohotado siempre ha sido alguien polémico y seguramente durante cierto tiempo ha estado vetado. Más curioso aún fue el final del programa donde hizo un llamamiento a que alguien lúcido, a ejemplo de Boadella en Cataluña con la creación del partido Ciudadanos de Cataluña, cree un partido de fumadores, ya que representan un tercio de la población. Yo no fumo pero me parece una gozada que alguien pueda hablar en la televisión pública mandando un mensaje antigubernamental con libertad. Sí, pena que no haya más espacios así en la televisión. Ah, y aunque no viene a cuento, algo de porno, que estamos marginados los que estamos hartos de tanta serie que no nos interesa. Un beso.

Churra, hola. En el programa se dieron argumentos muy razonados. Como digo las drogas son algo que siempre han estado presentes, de hecho se utilizaban en las ceremonias religiosas anteriores a la llegada de las religiones monoteístas. Otra cosa curiosa que se comentó es el hecho de que hay algo respecto al consumo de drogas que es nuevo en los últimos treinta o cuarenta años: ahora la juventud tiene poder adquisitivo y accede a las drogas de forma masiva. Históricamente esto no ha sido así, su consumo se daba en la edad adulta (por ejemplo Goya consumía opio) lo cual puede ser más apropiado puesto que se supone que a esa edad uno es más responsable y conoce mejor sus límites. Pues eso, que lo deseable es que haya un conocimiento, aprendizaje, del uso adecuado de las distintas sustancias para realizar un consumo responsable. Está claro que es un tema complejo y requiere mucha reflexión antes de tomar medidas como la legalización pero la situación actual no es la ideal puesto que ha creado mafias, se ofertan productos adulterados sin ningún control, se crea una atracción en parte de la sociedad al ser algo prohibido, etc. Hay que confiar más en la libertad y la inteligencia de los individuos para guiar su vida. Besos.

15/10/06 1:17 p. m.  
Anonymous holbeist said...

No sé por qué te sorprendes, La2 tiene una programación que no nos la merecemos. El programa que comentas, Carta Blanca, está bastante cuidado, aunque los invitados me parecen muy de primera fila (casi todos los que ven -vemos- La 2 saben quién es Escohotado): Ray Loriga, la Etxebarría, Elvira Lindo :S

Lo de las políticas prohibicionistas y el recurso a la tradición ya se sabe que es un argumento peliagudo. No porque la gente siga asesinando después de milenios de prohibición hay que levantar la veda.

En cuanto al tema drogas, creo que hay que diferenciar (y esto lo dice mucho Escohotado) entre las drogas lúdicas y euforizantes (que no sirven para conocerse mejor a uno mismo ni al mundo, sino justo al contrario: falsean ambas percepciones) y las introspectivas, mucho menos adictivas pero no tan lúdicas. Creo que el debate "drogas sí/drogas no" está bastante sesgado. La gente confunde la verborrea del cannabis o de la coca con claridad mental, y nada más lejos de la realidad. Ese tipo de drogas inducen a pensamientos circulares que quedan muy lejos de las experiencias de autonocimiento y expansión personal que mencionas.

Muchas drogas tienen aplicaciones farmacológicas y su venta está regulada. A mí eso me parece bien. Pero muchas drogas tienen también dos "pequeños" inconvenientes: son tóxicas (es decir, el efecto psicoactivo se produce por intoxicación) y son adictivas. Un estado no debe permitir la venta no regulada de sustancias tóxicas. Y si son adictivas menos.

Por cierto, sí hay precedentes. Las drogas en su momento estuvieron permitidas y se prohibieron precisamente por sus consecuencias calamitosas. Paradójicamente en aquel momento, algunos países, Gran Bretaña por ejemplo, no querían renunciar a los grandes ingresos que les reportaba la importación de opio (mira, qué casualidad, lo mismo que con el tabaco).

Conclusión: drogas en general prohibidas. Drogas con aplicación farmacológica y sustancias lúdicas poco tóxicas y/o poco adictivas, venta regulada. Esa es mi opinión. Y tabaco fuera.

Si lo que quiere es no pensar, entonces mejor tome Soma .

¡Un saludo!

PD: He preferido abstenerme de comentar nada del concepto Escohotado como animal mediático. Eso del partido de fumadores me parece una soberana soplapollez. ¿Qué tal un partido de sintecho? ¿Un partido de mileuristas? ¿O de inmigrantes? No, claro, un partido de adictos a una sustancia cancerígena es la panacea. ¡Héle ahí, eso es un filósofo y lo demás tontería!

15/10/06 10:13 p. m.  
Blogger El Lehendakari said...

Holbeist, hola, muchas gracias por tu aportación, muy interesante. Está claro que el tema no es fácil, no es todo blanco o negro. Mis ideas se basan en la libertad del ser humano y en la confianza en la inteligencia de cada uno para cuidar su salud. Por supuesto la libertad de cada uno tiene como límite el respeto a la libertad de los demás. Dentro de esos conceptos generalistas habría que ver cómo llevarlos a la práctica en el tema de las drogas. Está bien que el Estado vele por la salud de los ciudadanos pero contra más se inmiscuya peor. Por la misma regla de tres sería conveniente que prohibiesen la religión católica ya que está contra el uso del preservativo, lo que puede causar cientos de miles de muertos en África.

Perfectamente de acuerdo en que hay drogas muy nocivas, por eso es necesaria la mayor información posible; ¿que además es necesaria la prohibición? No lo tengo aún claro, me gustaría oír más opiniones, como la tuya o como las del programa, para apoyar esa idea.

No he dicho que me parezca genial la idea de crear un partido de fumadores, de hecho yo jamás he fumado. Yo creo que la idea iba más bien en el sentido de crear un partido de ideas libertarias, quizás anarquistas... da igual, no desarrolló la idea. Simplemente decía que me parece estupendo que en una televisión pública se dé voz a alguien que lanza un mensaje antigubernamental; tendría que ser lo habitual (el oír voces discrepantes) pero no estamos acostumbrados. Muchas gracias de nuevo.

16/10/06 10:11 p. m.  
Blogger Moran said...

Señor lehendaikiri:

Me parece increible que desde aqui hable a favor de las drogas, y por otro lado, su partido permita la ley prohibicionista que impera en nuestra Patria. Un poco de coherencia por favor. ;)

17/10/06 8:59 a. m.  
Blogger El Lehendakari said...

Sr. Moran: Le diré que el tema es sensible y hay que tantear a la sociedad antes de tomar una decisión. En cualquier caso sabe usted que si hasta ahora ha imperado el prohibicionismo es porque eso era lo que más conviene a nuestra sociedad, mientras que si ahora cambia la política será por el bien general, que es sabido que es lo buscado por los buenos políticos. Además, siguiendo a Maquiavelo, es sabido que no conviene hacer todas las acciones buenas al principio sino ir dilatándolas en el tiempo, que si no el pueblo enseguida se olvida y pide más y más. Saludos.

17/10/06 10:55 p. m.  
Anonymous holbeist said...

¿Sabes? Antes pensaba que sólo había izquierdas o derechas. Luego empecé a darme cuenta de que me cabreaban por igual anarquistas que neoliberales. Yo creo en la bondad innata del ser humano pero no en su responsabilidad innata, del mismo modo que tampoco creo en la mano invisible que gobierna el mercado. Los estados son necesarios. Es necesario que los estados enajenen ciertas libertades del individuo (por ejemplo la aplicación impersonal de la justicia frente a la ley del Talión). Además, cuando uno está bajo los efectos de un psicoestimulante generalmente pierde la noción de "dónde acaba su libertad".

Todavía tenemos reciente la etapa de la heroína, que fue terrible, una mezcla bestial de degradación física y moral. Especialmente en los barrios más "proletarios" fue una etapa olvidable. Las consecuencias de una adición no sólo las sufre el enfermo sino la familia. Por eso se difumina tanto el concepto de libertad personal. Las personas no son entes aislados, interactúan con sus congéneres. Nos guste o no, nuestra civilización es un engranaje extremadamente complejo donde un fallo en una pieza (sí, nosotros somos piezas) puede desbaratar todo el sistema. Entiendo que esta idea pueda ser atrayente en un sentido contracultural, pero no aporta ninguna alternativa viable al sistema actual.

18/10/06 2:29 a. m.  
Blogger DDAA said...

Creo que holbeist le urge la lectura de Historia General de las drogas, donde precisamente se trata en profundidad, y no con la alegría acostumbrada, el mito de la opiomanía generalizada en China durante el siglo XIX.

Las drogas no tenían unas consecuencias tan calamitosas como hoy en día cuando estaban reguladas. Es un asunto que también aborda Escohotado con conocimiento y rigor. Contra lo que dice holbeist, cuanto más peligrosa sea una sustancia, más necesidad hay de regular su comercio. Dejarlas en manos de criminales (este y no otro ha sido el efecto de la prohibición) no soluciona nada.

El delito de tráfico de drogas no tiene nada que ver con el asesinato, el robo o la violación y sí con la prostitución o la homosexualidad (penada aún en muchos países) por su carácter consensual. Nadie denuncia a su proveedor de sustancias a menos que sea bajo coacción, por lo que estamos hablando de un delito sin víctima.

Cansa recordar que los estados permiten un sinfín de actividades arriesgadas y adictivas y la venta de multitud de sustancias tóxicas que producen muerte y enfermedad en una relación de 20 a 1 con respecto a las drogas ilegales. Estoy de acuerdo en que los estados no deben permitir la venta 'no regulada' de drogas, pero la única forma de hacerlo es regulándola.

Los estados son necesarios, pero los estados niñera son un invento reciente y más cercano al totalitarismo que a la democracia.

En cuanto al dichoso Soma ("no tomarás el nombre de Huxley en vano"), precisamente tengo reciente la lectura de Un Mundo Feliz y el Soma es el último recurso de control social que se describe en esta distopía, no el más importante. En la novela son mucho más relevantes el condicionamiento mediante la hipnopedia, el consumo conspicuo o los deportes de masas, tres elementos que, a diferencia del Soma, sí están muy presentes en nuestras sociedades actuales. Es gracioso que el personal sólo se acuerde de Huxley por una de las pocas profecías erróneas de Un Mundo Feliz y no por las acertadas.

20/10/06 4:47 p. m.  
Anonymous LaVerdad said...

Tu comentario respecto al uso de la droga es tan ingenuo. Se nota que no has visto a los millones de drogadictos que darían su vida por jamás haber probado un porro y tu pretendes enseñar como disfrutarlo sin abusar. Sin ser un vicioso. La mayoría de los viciosos se convencen que ellos manejan al vicio y no el vicio a ellos.¡¡¡Qué ilusos!!!

26/10/06 8:09 p. m.  
Blogger El Lehendakari said...

Holbeist, Ddaa, La verdad, manifestáis diversas opiniones y seguramente cada una tiene una parte de razón ya que se trata de un asunto complejo. Yo únicamente quise abrir el debate a raíz de oír las reflexiones de uno de los mayores especialistas en la materia. Se trata de un debate interesante, es una pena que las autoridades competentes obvien estos temas. Gracias y saludos.

29/10/06 11:03 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Desde luego que no he visto millones de drogadictos juntos, pero sí he conocido a muchos por separado. Por otra parte, la monserga de que la prohibición protege a los pobrecitos drogadictos ya no se la cree ni el más imbécil del planeta, lo mismo que la idiotez de que del porro se pasa ineluctablemente a las Barranquillas. Me parece que, para ingenuo y desinformado, el iluminado que firma como laverdad, es decir, tú.

Gracias al propietario de este weblog, pero me habría gustado que holbeist hubiera respondido a mis objeciones con algo más que la extrema simplicidad -por ser suaves- del otro colega.

14/12/06 10:45 p. m.  
Blogger El Lehendakari said...

Anónimo, hola, estoy de acuerdo contigo. Las drogas siempre han estado unidas a la humanidad, así que asumiendo eso hay que pensar la mejor forma de usarlas. Un saludo.

17/12/06 10:14 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Efectivamente las drogas son consustanciales al ser humano, como el asesinato o la violación.¿ Debemos por lo tanto aprender a violar correctamente o asesinar con eficacia?.
Cada vez que habla Vd. sube el pan....

31/12/07 12:46 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home