domingo, septiembre 17, 2006

Yo he hecho “kale borroka”

Sí, yo he participado en disturbios callejeros, he montado barricadas, he tirado piedras a la policía, he arremetido contra sucursales de entidades financieras, etc. Voy a contar aquí las circunstancias en que se produjeron esas actuaciones y la valoración que me merecen a día de hoy.

En mi “época” no se producía tanto como ha sido habitual a posteriori los ataques puntuales sobre ciertos intereses sino que se producían algaradas generalizadas en nuestras ciudades, fundamentalmente en las zonas antiguas de las ciudades, que se veían envueltas en barricadas, fuegos, pelotazos, carreras, etc. Bien, pues un servidor, participó muchas veces en esos sucesos; era algo “habitual” para un joven independentista y de izquierdas. Sí, uno tiene muchos intereses en la vida y, entre ellos, sin ser el principal, está el interés por la política. Generalmente las algaradas se producían tras la pertinente manifestación (cada semana había algo sobre lo que protestar) aunque en alguna ocasión el acontecimiento no parecía tener relación con la política: sí, cómo no recordar aquellas “procesiones” ateas que se celebraban en mi ciudad durante la semana santa (¡qué tiempos aquellos!) y que concluían con la quema de algún símbolo religioso en pleno centro de la ciudad a la espera de la llegada de la policía... y si no llegaba se le iba a buscar a comisaría con los pertinentes cócteles molotov que daban comienzo a la noche de “follón”. Cualquier excusa era buena para seguir el lema “caña a España” (como es sabido no tengo nada contra ese país, por otra parte maravilloso, sólo quiero que me respeten, que no me impongan su nacionalidad).

Aunque este último ejemplo pueda dar una imagen equivocada no se trataba de gamberrismo porque al final lo que se buscaba era el enfrentamiento con las “fuerzas de ocupación” españolas, es decir, tenía un calado totalmente político. Sí, puede que con el ímpetu de la juventud uno se dejase llevar por cierto “radicalismo”, incluso atracción por la violencia, cierto componente nihilista que se da en esa edad y que puede hacer pensar que ya que el mundo es una mierda y hay que rehacerlo no pasa nada por arrasarlo y quemarlo todo... pero en fin, eso son motivos muy secundarios porque, como digo, lo que se quería expresar era una posición política de no sumisión a la imposición española que en aquellos acontecimientos se concretaba en hacer ver a la policía española que aquí no los queríamos, ¿o acaso a alguien le gusta que alguien con armas llegue a su país y le imponga una nacionalidad extranjera? Pues bien, uno consideraba que la situación política exigía el empleo de esos medios así que, además de otras actividades políticas, era habitual esa forma de luchar en la calle contra España.

Con el paso del tiempo uno se atempera y refrena sus ímpetus juveniles pero, por encima de todo, uno reflexiona y llega a conclusiones. ¿Qué pienso a día de hoy? En primer lugar que no se olvide el orden de las prioridades: la violencia tiene que desaparecer pero no hay que olvidar que es consecuencia, injustificada pero consecuencia, de un conflicto político que hay que resolver: en el País Vasco se produce una situación de injusticia causada por un Estado que limita los derechos de cientos de miles de personas, así que no nos quedemos en las consecuencias y vayamos al fondo del asunto, a resolver políticamente un problema político y acordar un escenario democrático en el que todos los vascos podamos sentirnos a gusto y todos los derechos sean respetados. A pesar de ello considero que no es lícito el empleo de medios violentos como contestación a España. A ver, que nadie se equivoque: hoy más que nunca está vigente el “jo ta ke independentzia lortu arte”, el seguir luchando hasta conseguir la independencia, pero seguir luchando por medios pacíficos y democráticos. El empleo de la violencia sólo es necesario en caso de defensa propia y aunque la agresión española a los derechos de cientos de miles de vascos es tremenda no tenemos que responderles con violencia, no es éticamente aceptable, la violencia no puede ser un recurso para conseguir objetivos políticos. Con esto queda todo dicho pero además es que la violencia no ayuda a conseguir los objetivos pretendidos sino que los aleja más ya que divide a la sociedad e impide la unión de todos los partidarios de la libertad del País Vasco.

¿Qué hacer entonces? Por supuesto que de ninguna forma podemos resignarnos al nacionalismo español del PSOE y PP, dos caras de la misma moneda, sino que tenemos que hacer política con inteligencia para conseguir que respeten nuestros derechos. Por de pronto la desaparición de la violencia posibilitaría la unión de todos los que apostamos por la libertad que, como es sabido, siempre hemos sido mayoría. Está claro que con eso posiblemente no sería suficiente frente a la imposición española sino que habría que idear planteamientos para conseguir que todos los vascos vivamos en igualdad de derechos, lo cual puede ir por la desobediencia civil, resistencia pacífica, nula cooperación con el Estado, ¿huelgas de hambre?... cualquier instrumento que sirva para conseguir que el futuro de nuestro país lo decidamos entre el conjunto de los ciudadanos, no como ahora en que los españoles, sea cual sea nuestra opinión, nos imponen por las buenas o las malas su política.

Lo dicho, no estamos en una situación tan desesperada que exija recurrir a la violencia, hay que conseguir los objetivos políticos por medios políticos. Ánimo, que somos muchos y luchamos en defensa de unos derechos justos e inalienables, así que a seguir luchando con ahínco por un País Vasco en que se respeten tanto los derechos individuales de los ciudadanos como lo que decida democráticamente el conjunto de la sociedad.

35 Comments:

Anonymous neox464 said...

Y de dónde vienen esos derechos que tú citas

18/9/06 1:58 a. m.  
Anonymous holbeist said...

Luchar contra un nacionalismo me parece saludable. Luchar contra un nacionalismo para sustituirlo por otro me parece o hipócrita o estúpido.

18/9/06 2:01 a. m.  
Anonymous mordandis said...

Con esa carita tú!! jajajaja, jajajaj, perdona, pero no cuela bonito, tú no has roto un plato en tu vida!! jajaja

18/9/06 2:22 a. m.  
Blogger mixizar said...

ei! parece que contabas mi historia...jajjajja. A mi me pasó lo mismo que a ti!!!

muxu bat!

18/9/06 9:23 a. m.  
Anonymous el cantabrón said...

¡apa lehendakari!

te estas haciendo viejo.
Yo también apuesto por la libertad y no me rindo nunca.
Como Wiiliam Wallace, empuño el cuchillo jamonero y...
LIBERTAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

enga.

18/9/06 10:08 a. m.  
Blogger toxcatl said...

hummm
una preguntita
¿que cabida tiene eso en la union europea, por ejemplo?
tu piensa que si el pais vasco se independiza de españa tendra qeu volver a empezar de nuevo para entrar en todos aquellos organismos internacionales en lso que ya está (junto con españa) e igual no llega a cumplir los requisitos en algunos casos
(en cualquier caso es solo una reflexion mañanera- griposa- de antes del primer café)
un saludo y suerte en lo que pedís

19/9/06 10:31 a. m.  
Blogger Luis said...

Cuando empecé a leer este blog me pareciste un tipo inteligente y hasta gracioso en tus post, pero hoy me he quedado decepcionado, pensaba que tenías más cintura y más conocimientos.

¿Qué es eso de derechos históricos? ¿Qué historia tiene el País Vasco que no "vaya agarrada de la mano" a la historia de España y de sus reinos pasados?

Muchos por allí utilizáis la monserga de "conseguir unos derechos" como si vivieséis esclavizados o algo por el estilo. Hablas de nacionalismo del PSOE y el PP, pero ¿me puedes explicar que nacionalismo español es ese? ¿acaso luchar por mejorar la vida de los vascos es ser nacionalista español en detrimento de los euskaldunes? Venga ya. Dudo mucho que la mayoría de ciudadanos vascos quieran como tu la independencia, y a los muchos que conozco de Vizcaya y Guipúzcoa nunca los he oido hablar de esa necesidad que algunos os arrogáis.

19/9/06 5:43 p. m.  
Anonymous Barbie-funcionaria said...

¿Y que hay de los otros, los que no están de acuerdo con tu postura, los que no se consideran ocupados por España, los que piensan que el Pais Vasco forma parte de ella?

¿No tienen ellos el mismo derecho a exigir todo lo contrario a tus opiniones panfletarias nacionalistas?

Me rebelan las personas que se creen en posesión de la verdad absoluta.

19/9/06 5:59 p. m.  
Anonymous agúndez said...

sólo quien desconfía de su pueblo necesita patria.

19/9/06 8:14 p. m.  
Blogger El Lehendakari said...

Neox, hola. Ni idea de dónde vienen los derechos, esa es cuestión de estudiosos del derecho, la filosofía, etc., pero parece lógico y ético que ninguna persona se le ha de imponer por las fuerza una patria que considera extranjera; es lo que ahora me hacen a mí y considero que no hay que hacer a nadie. Saludos.

Holbeist, hola; no se trata de sustituir un nacionalismo por otro sino de acabar con la situación actual para llegar a otra en que se respeten todos los derechos humanos y el futuro del País Vasco se decida entre el conjunto de la ciudadanía y se haga, como en cualquier país, lo que democráticamente determine la mayoría de la sociedad. Yo, como no podía ser menos, acepto el veredicto que de la ciudadanía, sea cual sea, esperamos que los nacionalistas españoles del PSOE y PP también lo hagan. Un saludo.

Mordandis, hola, tampoco es que haya hecho gran cosa pero lo que cuento es cierto; simplemente quería dar testimonio de ciertos avatares en que nos hemos visto envueltos muchas personas. Un beso.

Mixizar, hola, sí, como digo es algo por lo que ha pasado una parte de la sociedad vasca. ¿Has cambiado mucho de ideas? Yo sí, soy más independentista aún; jaja, no, como siempre, y ya digo que la política no es una prioridad en mi vida... pero uno nace y vive en un entorno y tiene que posicionarse, siendo cualquier opción válida mientras sea respetuosa con los demás. Besos.

El cantabrón, hola, sí, me estoy haciendo mayor, jeje, pero voy desarrollando una trayectoria bastante coherente, y por supuesto me parece totalmente legítimo, aunque chocante en algunos casos, cambiar de ideas. Saludos.

Toxcatl, hola; pienso que no tiene que haber ninguna complicación. Por mucho que algunos lo piensen España no se va a hundir porque el País Vasco sea un país más como cualquier otro de Europa, no es para tanto. Hace unos meses se creó el dominio de internet “.cat” y algunos se posicionaban radicalmente en contra y se ve que no pasa nada, no seamos tremendistas. Lo mismo pasaría con un país más en Europa, los mismos problemas del día anterior. Y un país, en cuanto es reconocido no veo porque ha de tener problemas para ingresar en organismos internacionales. De todas formas que quede claro que lo que yo propugno no es que el País Vasco sea independiente; sí, es un deseo mío, pero yo lo que quiero es que se haga lo que determine la mayoría. El problema es que ahora no pasa eso sino que votemos lo que votemos sólo es posible la opción españolista. Gracias y recupérate de la gripe tempranera. Un beso.

Luis, hola, siento decepcionarte pero también te diré que soy el mismo que ayer y antes de ayer... vamos, que si te ha gustado el blog hasta ahora, lo cual agradezco, no sé por qué tu opinión puede variar tanto por el hecho de que yo, sin tener nada contra España, al revés, no me sienta español... No sé, no creo que ni de casualidad te caiga mal cualquier ciudadano del mundo que no sea español, ¿no? Pues eso, podría decirte otra cosa pero es que ni me siento ni me considero español, ¿qué quieres que le haga?
Por otro lado me parece genial que haya españoles que se preocupen por mejorar la vida de los vascos; ojalá haya muchos, encantado estaré siempre. No sé si me expliqué mal, el problema nunca sería eso, sino que alguien me imponga su patria contra mi voluntad; si a eso tú no le llamas nacionalismo dime el calificativo que le das, te agradeceré saberlo.
¿Qué hay muchos vascos que no quieren la independencia? Seguro, ¿he dicho lo contrario? Repito por enésima vez: que se haga lo que decida la mayoría, no como ahora que cientos de miles de personas vemos como no podemos llevar adelante nuestras opciones políticas democráticas. No a la imposición, sí a la libertad. Un saludo cordial, creo que está bien debatir.

Barbie-funcionaria, hola, bienvenida. ¿Que qué pasa con quienes no son independentistas vascos? Pues pasa una cosa muy grave que hay que solucionar: en el País Vasco se ha utilizado la violencia como método de lucha contra el Estado que no respeta los derechos de miles y miles de personas y eso ha provocado enormes sufrimientos y la conculcación, a su vez, de los derechos de otras personas. Por eso digo que hay que llegar a una situación en que se respeten los derechos de todas las personas. ¿Cómo? Pues desterrando totalmente la violencia y haciendo que todos los ciudadanos seamos iguales en derechos, no como ahora en que algunos vascos ven reconocidos sus derechos por la legislación y otros en cambio somos ciudadanos de segunda y proscritos en nuestra propia tierra porque no se respeta nuestra libertad. Ante esto, ¿qué hacer? Yo abogo porque se respete lo que decida libre y democráticamente la mayoría de la sociedad. ¿Tú? Mira, en algo coincidimos, yo también deploro a quien se cree en posesión de la verdad absoluta y no respeta la libertad de los demás. Hasta otra, eres bienvenida por aquí.

Agúndez, mira que yo paso de la patria... pero nos guste o no el 99,99% de la población pertenece a una patria, sólo el resto es apátrida. Yo sólo pido que se respeten mis derechos y libertades y que no se me imponga una patria extranjera. Pero sí, si querías decir eso te doy la razón: un rollo la patria. Saludos.

19/9/06 9:40 p. m.  
Anonymous holbeist said...

A mí no me has decepcionado. Ahora me pareces más real. Uno tiende a mitificar (no sólo físicamente) a los blogueros que lee.

En todo caso, me parece sorprendente que hables de quebrantamiento de derechos humanos, como algo insitucionalizado (eso te tiene que costar creértelo). Me gustaría que me enumerases en términos concretos qué razones tiene la juventud vasca para hacer "kale borroka" que no tengan los demás jóvenes españoles. Me da a mí que lo que allí denominais opresión, en el resto de España lo llamamos fuerza de la gravedad.

Sé que no tiene mucho sentido discutir de este tema. Estoy seguro de que ya lo habrás hablado un millón de veces, y que cualquier argumento que te dé no será nuevo para tí. Tampoco es la primera vez que yo suelto el discursito. ¿Por qué hacerte perder el tiempo y perderlo yo? No sé, por lo que te he leído creo que merece la pena intentarlo.

Para mí, hay una razón fundamental (espero que lo que voy a decir no te rechine): cualquier nacionalismo que pretende separar una parte del todo (por muy ficticio que sea ese todo) es excluyente, mientras que el nacionalismo estatal es integrador (y no estoy hablando de Franco, aunque a Franco no sólo lo padecieron vascos y catalanes). El "nacionalismo español" es integrador porque no sólo ha "tolerado" el uso de las lenguas vernáculas sino que lo ha impulsado como pocos o ningún otro país del mundo. ¿Ha hecho Francia algo semejante con el País Vasco francés?

En segundo lugar, ¿en qué se fundamenta la nacionalidad vasca? ¿Se adquiere por genética, por patronímicos, por nacimiento, por ideología? ¿Cualquier no vasco puede ser vasco? ¿Tengo yo derecho a serlo, por ejemplo? Quiero decir, para poder participar en ese proceso de autodeterminación, ¿qué necesito? Porque, a día de hoy, según la legislación vigente, yo puedo ser perfectamente vasco, luego también tendría derecho a "autodeterminarme". Esto, como verás, lleva al absurdo de que un Estado verdaderamente nacionalista (caso de Marruecos con el Sáhara Occ.), introduciría ciudadanos adeptos a su nación, y eliminaría así cualquier expectativa independentista. Paradójicamente España, con todo su "feroz nacionalismo", no hace nada parecido. No sólo eso, sino que no ha impedido (¡oh, derechos humanos conculcados!) que en su interior se desarrollen ideologías que la desprecian. ¿Permitiría el nacionalismo vasco en su seno algo equivalente?

Y, en último lugar, sería por cuestiones prácticas y algo de decencia (la solidaridad es otra cosa). Resulta que la dialéctica de la autodeterminación se gestó durante la etapa colonial, como un derecho de los esquilmados países colinizados respecto a la metrópoli. A mí me asombra que sean regiones prospérrimas (País Vasco, Cataluña o Padania) las que exijan tal "derecho". El País Vasco se encuentra entre las regiones más ricas de este país. En el desarrollo de esa riqueza se ha beneficiado de los recuros naturales y humanos de todo este país. Te lo digo así, yo me avergonzaría si Madrid quisiese independizarse del resto de España, tuviese la coartada que tuviese. Creo que no es incompatible repartir la riqueza con hablar cada uno su lengua. Esta es mi opinión de las 12'14.

20/9/06 12:20 a. m.  
Blogger ~~~Naufragando por la red said...

...y yo a las 02:24 am tambien lo suscribo, Lehen. Me parece que holbeist lleva razon.

Podria entender lo de la autodeterminacion (aunque no la comparta) y podria respetar muchos otros puntos de vista, pero jamas, jamas aquellos que se han proclamado con el uso de la violencia, la kale borroka y de otras herramientas que me dan escalofrios por no decir nauseas.

A ver si ahora que ha empezado el curso politico, nuestros idem se ponen manos en el asunto y acercan posturas pero siempre con la justicia por bandera (ni patria ni pepinillos en vinagre).

Y puestas a pedir a ver si se consigue hacer un minimo comun multiplo de todas estas fracciones que nos representan por el bien de nuestra Historia, la que esta escrita y la que esta por escribir...

Disculpa la falta de tildes, de simbolos y de todo lo demas. Mi teclado esta configurado de maldita pena {Sera Made in USA que esos si que son brutos jeje)

Un saludo

20/9/06 2:34 a. m.  
Blogger Luis said...

A mi lo que me molesta es que esos términos que utilizas como autodeterminación, derechos históricos... son utilizados por una parte importante de la sociedad vasca (autodenominada abertzale) que intenta lograr esos "derechos" pasando por encima de los "derechos" de los que no piensan como ellos. Tengo amigos que tienen que mirar los bajos del coche cada mañana o que lloran a sus muertos en los cementerios de Euskadi por obra y gracia (maldita gracia) de esos que abanderan y sostienen las ideas que postulas en tu post.

No creo que sirva de mucho ponerse a debatir sobre identidades nacionales, derechos históricos y autodeterminaciones porque seguro que la mayoría de la gente está harta de oir el tema. Los vascos no han sido más oprimidos en pasados tiempos que lo fueron los de Extremadura, Cataluña o Galicia (por ejemplo) por no pensar como el sistema pre-democrático imponía y en cambio estos pueblos no se han levantados violentamente contra el Estado (el que todos, incluidos los nacionalistas vascos, acordaron allá por el 78). No conozco ninguna razón para hacer uso de la fuerza (llámase "kale borroka", coche bomba...) para conseguir fines políticos teniendo en cuenta que el Estado cuenta con los cauces necesarios para permitir (y apoyar) la participación de todos los grupos de opinión en el sistema democrático.

Salud y paz.

20/9/06 10:14 a. m.  
Anonymous el cantabrón said...

jo, vaya turra te estan dando los del foro de Ermua, lehendakari. Estos empiezan rechazando la violencia y el terrorismo y luego terminan manifestándose por la unidad de España.

Vamos a ver, para los apátridas. Imaginaros que la UE decide que es mejor que España forme parte de Francia. Las leyes españolas a tomar pol culo, supeditadas a lo que diga Paris. Todos a aprender francés, selección de furbol francesa, pasaporte francés, etc... todos bajo el paraguas del nacionalismo francés, "incluyente" e integrador, eso sí.
Puedes decir que eres español, que te sientes español pero un francés te dirá eso de "¿en qué se fundamenta la nacionalidad española? ¿Se adquiere por genética, por patronímicos, por nacimiento, por ideología? ¿Cualquier no español puede ser español? ¿Tengo yo derecho a serlo, por ejemplo?"
o sea ¿pa que quieres ser solamente español con lo bien que estás siendo francés?

Los que nunca os preguntáis el porque sois españoles no entendéis a los que se lo cuestionan. Euskadi y Cantabria son naciones cuestionables. España, no. Amén.

enga, Cantabria libri
CANTABRUM INDOCTUM

20/9/06 11:19 a. m.  
Anonymous holbeist said...

A ver Cantabrón, llámame rarito pero preferiría «rechazar la violencia y el terrorismo y luego terminar manifestándome por lo que sea», antes que pegarte un tiro porque no compartes mis ideas.

En cuanto a tu analogía, yo me imagino lo que quieras, pero no hay por dónde cogerla. Hablas como si de un día para otro alguien hubiese decidido que Euskadi o Cantabria eran España. Para curarse del nacionalismo no basta con viajar, hay que leer un poquito de historia.

¿Qué es la nacionalidad española? Mira, yo nací en Madrid, vivo en una ciudad cuyo nombre significa Avellana en celta, hablo latín de extrarradio, mis padres son cada uno de una Castilla, y curiosamente me han dado de apellidos Treceño (a lo mejor te suena) y Garay (de por donde el Lehendakari). Mi cuarto apellido es judío y el sexto morisco. El porqué alguien de Madrid tiene esos apellidos resume la historia de este país: Al-Andalus, Reconquista, Expulsiones y Guerras Carlistas. ¿Tú te crees que con estos trozos de historia a la espalda yo me puedo tragar esa patraña de que alguien, de un día para otro, decidió inventarse España y que, por sus santos cojones, Euskadi y Cantabria formaran parte de él? Enga, no me jodas.

Para mí España no es ninguna unidad místico-religiosa indisoluble. Es una unión administrativa de la que todos, en mayor o menor medida, sacan tajada (¿dónde estarían si no los Bancos Santader y los BBVA?). Este país hasta respeta, lo cual a mí me parece discutible, algunas leyes autóctonas (o ¿qué son si no los Fueros?).

20/9/06 9:07 p. m.  
Blogger Goran said...

Un saludo Lehendakari, te apoyamos en la lucha desde Catalunya, otra nación oprimida aunque les duela algunos.

Un abrazo

21/9/06 3:33 p. m.  
Blogger El Lehendakari said...

Holbeist, hola. Gracias por tu aportación, es interesante y a mí no me ha supuesto perder el tiempo, faltaría más. Está bien conocer los puntos de vista de otros, sus razones, intentar ponernos en su lugar, así nos enriqueceremos todos. Vamos por partes respecto a tus comentarios. Yo creo que es muy palpable que hay ciertos quebrantamientos de derechos institucionalizados: más allá de ciertos artículos de vuestra Constitución que así lo demuestran su filosofía general y la realidad política hacen que a mí, y a cientos de miles de vascos, se nos obligue a ser españoles lo queramos o no. Eso se traduce en que lo que vote la mayoría de los vascos no tiene ningún valor (bonito, ¿no?) ya que la única política a llevar a cabo, repito, independientemente de lo que decida democráticamente la sociedad vasca, es la de los partidos nacionalistas españoles. Imagino que a ti no te agradaría que tu voto sea inútil, creo que tengo razones para considerarme un ciudadano de segunda con mis derechos mermados.

Me pides que enumere qué razones hay para hacer “kale borroka”: ninguna. Ya dije claramente que frente a la política del Estado español no es aceptable la respuesta violenta; frente a su razón de la fuerza (imposición de una nacionalidad extranjera a personas, como es mi caso, que no la desean) quienes apostamos por la libertad tenemos que utilizar la fuerza de la razón. Lo que también te repito es que hay un problema político de fondo que requiere solución y frente al que hay dos alternativas: o el futuro de la sociedad vasca lo decide el conjunto de sus ciudadanos libre y democráticamente o o nos lo imponen. Yo tengo clara cuál es mi opción.

Dices que el nacionalismo (como el vasco) que quiere que su país sea uno más en Europa es excluyente, mientras que el nacionalismo de un país (por ejemplo España) que no deja a otro decidir su futuro libremente es integrador. La verdad que no lo entiendo. Me imagino que cuando dices eso no te refieres a nacionalismos tan “integradores” como el serbio respecto a otros países de su entorno, el ruso respecto al Chechenio, o el español cuando se oponía a sangre y fuego a la independencia de los países sudamericanos. Ahora resulta que el estado agresor a la libertad de los ciudadanos y que intenta imponer su voluntad sobre otro país es “integrador”. No alcanzo a comprenderlo.

Me preguntas quién es vasco: te diré que la respuesta es la misma que si te preguntas quién es español. En general se suele considerar ciudadano de un país a quien ha nacido en ese país, a quien habiendo nacido fuera es descendiente de un ciudadano de ese país y a quien se ha establecido en ese país para desarrollar su vida (en este caso la nacionalidad se suele adquirir transcurrido un tiempo, sea un año, dos, tres, etc.). No sé si me dejo alguna casuística pero ya te digo, el baremo para considerar a alguien vasco es el mismo que para decidir quién es ciudadano de cualquier otro país. Me preguntas, al hilo de eso, si el nacionalismo vasco permitiría políticas alternativas a sus planteamientos. La duda ofende; partimos de que todos somos democráticos y, en una sociedad libre, todos los planteamientos democráticos son igualmente legítimos y, una vez expuestos y debatidos, sólo queda aceptar, cómo no, el veredicto del conjunto de la sociedad.

Luego haces otras consideraciones sobre la solidaridad. A veces se llega a conclusiones llevando las cosas al extremo: puesto que la solidaridad es algo tan bueno imaginemos que cien millones de subsaharianos invaden España y os obligan a trabajar el doble de horas al día ganando la mitad de sueldo. ¿Estarías conforme? Cuidado, ante la más mínima queja se acusaría de insolidario a quien la formulase: sí, ese trabajo extra y esa mitad de sueldo de los españoles iba a permitir alimentar y salvar la vida a millones de personas con los recursos transferidos hacia ellas, ¿hay algo más bonito en este mundo? ¿Acaso no puede privarse un español de vacaciones, coche, ropa y demás lujos para ser solidario y permitir que decenas de personas puedan vivir gracias a uno? ¿Cómo va a ser alguien tan mala persona, tan insolidario, para no aceptar eso? Jaja, este ejemplo sólo pretende llegar a una conclusión: la solidaridad se elige, no se impone. O sea que no dudo de las buenas intenciones que se alberga pero rogaría a España que no nos digan cuánto de solidario hemos de ser (como yo tampoco se lo diré a ellos). Y seguidamente te haré una pregunta: ¿sólo se puede ser solidario siendo español? Es decir, un sueco, un danés,... un japonés o un vasco ¿no pueden ser solidarios? Sí, ya sé que tú no has afirmado eso pero es que a veces parece que fuera de España no hay mundo. Pues eso, gracias por las recomendaciones pero es que, por más vueltas que le demos, hay un hecho irrefutable: cientos de miles de vascos no nos sentimos españoles, ¿qué quieres que le hagamos? Ya sabes, dos alternativas: imposición o respeto a lo que dedica la sociedad vasca.

Para terminar haré un añadido porque a veces parece que no quedan claras las cosas o que, de las opiniones de uno, se deducen suposiciones incorrectas: yo no tengo absolutamente nada contra España, es una país del que me encanta todos: sus gentes, su cultura, sus lugares, etc., etc. Iba a decir que es mi segundo país preferido después del mío (aunque yo soy bastante “pasota” y tengo poco apego a los lugres)... pero mira, no tengo ningún inconveniente en decir que seguramente será el primero. Sí, es que a mí no me gusta mucho el tiempo de aquí, prefiero el calorcito, así que en cuanto pueda me voy para Andalucía, a vivir de maravilla y disfrutar de la vida, ¿pero es un delito que quiera que mi país sea uno más en Europa si así lo decide la sociedad vasca en libertad?

Saludos.

21/9/06 9:41 p. m.  
Blogger El Lehendakari said...

~~~Naufragando por la red, hola, ¡qué noctámbula! No me voy a extender, que bastante chapa, y algo de demagogia, jajaja, he soltado en respuesta al comentario anterior al tuyo, aunque, como se deducirá de su lectura, no se puede negar que el análisis ha sido exhaustivo y clarividente, fruto del rigor y la sensatez. Además, como tu suscribes lo dicho por Holbeist la respuesta sería idéntica. Pero qué menos que manifestar mi total coincidencia contigo en que son necesarios acuerdos políticos para solventar los problemas políticos. Un besito.

Luis, hola. Me veo obligado a repetir que porque a un etarra le guste el jamón jabugo a mí no va a dejar de gustarme. Y un problema no se soluciona si no se va a la raíz; no es suficiente con paliar las consecuencias sin ir a la causa que las originan. Ojalá ETA desaparezca ya mismo pero es una de las consecuencias de un problema no resuelto y que es el que hay que solucionar: miles de personas no aceptamos la imposición de una nación extranjera. Acordemos una solución en que se vean respetados los derechos de todos y en la que el futuro del País Vasco se decida entre el conjunto de la sociedad, no sólo por una parte de ella como hasta ahora. Por lo demás estoy de acuerdo en que durante el franquismo la perdida de la libertad fue generalizada pero creo que el Estado español no permite expresarse en libertad a la sociedad vasca, sólo nos deja optar por el mantenimiento de la situación actual, lo queramos o no. Saludos.

El cantabrón, hola, el mismo ejemplo iba a poner yo pero con Marruecos dictando la política a seguir a los españoles... y encima acusando a estos de insolidarios si aspiran a ser un país libre. De todas formas yo creo que España sí es una nación, igual que China o el País Vasco, saludos.

Holbeist, reholitas, poco más que añadir me queda. Ya te digo, me suele parecer bien lo que comentas... pero no puedo evitar seguir queriendo que mi país sea uno más en Europa. Estoy seguro que me respetas, pena que vuestros dirigentes no lo hagan. Saludos.

Goran, hola, jo, pero qué malos son los españoles, qué les habremos hecho para que no nos dejen en paz... Mira que me caen bien aunque se empeñen en no dejarme elegir. Saludos.

21/9/06 9:46 p. m.  
Blogger Luis said...

Hola, dices: "miles de personas no aceptamos la imposición de una nación extranjera...".

Joder Lehendakari, decir eso supone que tenéis una nación propia y -me repito- no es asi, el pais vasco no es una nación (ni lo fue en tiempos pretéritos). El pais vasco (al que admiro y quiero) es un territorio habitado desde la antigüedad por un pueblo de difícil origen (algunos hablan de ascendencias vikingas, otros de parientes germanos) que nunca a disfrutado de la concepción actual de Estado (tampoco lo tuvo España hasta bien entrado el siglo XVI).

No quiero decir que porque a un terrorista le guste el jamón igual que a ti y a mi, tú tambien seas terrorista (ni mucho menos), pero el problema es la gente que asume las ideas que estos terroristas hacen propias y no provienen de antaño, no son un derecho reconocido (como si lo son los fueros que nadie discute, los cuales se inventaron para contentar a unos gerifantes que tenían el control de algunos territorios más o menos proclives a levantarse en armas contra la monarquía establecida).

Salud y paz.

22/9/06 10:36 a. m.  
Anonymous holbeist said...

«....en la lucha desde Catalunya, otra nación oprimida aunque les duela algunos.»

Jojojo. Goran, macho, si es que la has clavao tú mismo. Sospecho que realmente se vive demasiado bien en estas naciones oprimidas y que es a los demás a los que les duele.

Bueno, Lehendakari, esto se alarga, pero como no actualizas el blog pues aquí seguimos.

A ver, hablas de "vuestra Constitución". Te aclaro que es tan mía como tuya. Vamos, que yo he tenido que ver en ella lo mismo que tú, y dado que no me satisface, soy tan ciudadano de segunda como tú. De hecho es probable que todos los ciudadanos de este país sean de segunda. ¿Quiénes son entonces los ciudadanos de primera según tu criterio? Todos, que yo sepa, tenemos los mismos derechos democráticos. ¿El futuro de la sociedad vasca se limita exclusivamente a ser independientes? ¿No hay futuro sin independencia?

Además, según esa Constitución y el Estatuto de Autonomía, lo que vota la mayoría de los vascos claro que tiene valor, y no sólo sobre vuestro ámbito de gobierno sino también, en su justa medida, sobre el de los demás integrantes de este país. Entonces ¿por qué dices que la sociedad vasca no tiene derecho a expresarse democráticamente? En todo caso, el único "derecho" que a día de hoy no tiene (ni la sociedad vasca ni ninguna otra) es el de autodefinirse como país independiente. Pero ¿acaso estás seguro que eso es un derecho? Y si existiera tal derecho ¿quién o qué puede exigirlo? ¿Un pueblo, una comunidad de vecinos, un individuo? ¿Pueden los vizcaínos o los navarros autodeterminarse? Y ¿por qué detenerse ahí? ¿Qué impide que se sientan independientes los habitantes de la comarca del Bidasoa o los de Mondragón? Esto sólo sirve para poner de manifiesto el absurdo que suponen de por sí los países, pero más absurdo cuanto menores son. En última instancia ¿es un país cada individuo? Desde un punto de vista sentimental quizá sí, pero es que ahí radica el problema: si es que aprendimos algo después de la II Guerra Mundial, los países no deberían volver a fundamentarse jamás en los sentimientos (aunque todos recurran a cierta retórica nostálgica). Y menos en sentimientos de oposición, que, sospecho, es en lo que se ha sustentado siempre el nacionalismo vasco: como oposición a lo que consideran español, ignorando de paso que lo español, sin lo vasco ni lo catalán, no es español sino tan sólo la suma de los restos (no es poesía, es teoría de conjuntos).

Yo no te niego la nacionalidad vasca, pero de acuerdo a lo ES España, te considero implícitamente español. Podría entender que no te sintieras español como una actitud pasiva (como no ser aficionado al motociclismo) pero parece más bien que te lo tomas una tarea que requiere mucho esfuerzo, es decir, parece que quieres ser no español. Y no sé muy bien qué es ser español más allá de haber nacido dentro de una región del espacio (y los casos que mencionabas), pero ¿por qué tanto ahínco en no ser algo que a mí me parece obvio que eres (tan obvio como que eres peninsular o caucásico -supongo-)? ¿Qué atributos tiene lo español que den tantas ganas de no serlo?

Bueno, ahí van unas cuantas preguntas.

22/9/06 7:47 p. m.  
Anonymous el cantabrón said...

aupa holbeist!

así que te apellidas Treceño. Apuesto lo que quieras a que no sabes lo que significa, y doblo la apuesta a que ni te has molestado nunca en averiguarlo. Viajar y leer cura muchas cosas, no solo el nacionalismo, una "enfermedad" que no sé si te has dau cuenta, también padeces. No te preocupes, lo de ver la paja en el ojo del prójimo y no ver la viga en el propio es algo humano.

Como decía Don Quijote, por cierto, hidalgo y de apellido 'Quijano', que leyó y viajó mucho: "el que lee mucho y anda mucho, vee mucho y sabe mucho".

Mejor lo dejamos pa prau.

enga, salud pa todos.

23/9/06 1:19 p. m.  
Blogger chusbg said...

Yo la verdad te leo y sí, todo muy correcto pero algo falla, primero meter un poco de miedo y luego a ver si ganamos los que hemos metido y seguimos metiendo miedo.

Si se ve que Navarra no quiere ir con el Pais Vasco entonces que hacemos, quizás un poco más de kale borroka, que parece que es ir ir de excursión, no sé que opinarías si le cogen a un familiar tuyo en un autobus de esos que queman, todo en aras de una gran causa eso ya lo sé, hay que exigir ciertos sacrificios, verás todavía te harás más mayor y ya sabes en los ojos del joven está la pasión en los del viejo la luz. Verás lo que piensas de las grandes causas, fijate que los del pp dicen lo mismo que lo que les interesa es la patria, la patria lo primero, la retórica es vieja.
Un saludo

23/9/06 1:42 p. m.  
Blogger El Lehendakari said...

Luis, hola. Lo de que el País Vasco no es un país, una nación, lo dirás tú... no sé, serás de los irreductibles porque ya hasta uno de los partidos nacionalistas españoles, el PSOE, ha aceptado la realidad nacional de Cataluña y se da por supuesto que también la vasca; el PP llega tarde a estos asuntos siempre pero seguramente acabará reconociéndolo. Creo que estás equivocado.
Entiendo lo que dices que coincidir en ideas con quien practica la lucha armada pero es que, según esa regla de tres, tú tendrías que renegar de tus ideas puesto que el presidente honorífico del PP es un ministro de Franco y en el PSOE no han mostrado ningún rechazo real a quienes montaron una organización terrorista, los GAL, desde el Gobierno. En fin, que por ese camino no vamos a ningún sitio y será mejor, sin olvidar el pasado, mirar hacia el futuro. Te repito que haya ETA o no la haya no se respeta mi libertad, ni la de cientos de miles de ciudadanos vascos que como yo, sin tener nada contra España, no queremos que se nos impongan esa nacionalidad así que, de cara al futuro, hemos de ver si se llega a un escenario político de libertad para todos o sigue el actual de imposición.
Eso sí, salud y paz, por supuesto.

Holbeist, el noventa por cien del Parlamento catalán manifiesta que son una nación. Ante esa realidad poco hay que objetar, no se puede ocultar la realidad. Si además de eso el pueblo catalán se manifiesta mayoritariamente por ser un país independiente yo tengo claro que hay que respetarlo.
Luego es que hay cosas difíciles de conciliar si partimos de bases tan diferentes: no es que no me guste esta cosa o aquella de la Constitución española; que no, no es eso, que es que, por muy buena que sea, no es mía, me es tan ajena como la portuguesa o la china, no sé por qué ese empeño en organizar nuestro país sin dejarnos elegir. Y no, el único futuro posible de la sociedad vasca no es la independencia; no, jamás afirmaría eso. Tengo muy claro que el único futuro posible de la sociedad vasca es que el decidan sus ciudadanos. Bueno, es mi opinión, porque hay quien afirma que el único futuro para los ciudadanos vascos es el que decidan por ellos desde España, algo con lo que nunca estaré de acuerdo, apuesto por la libertad.
Haces varias disquisiciones sobre los problemas del derecho de autodeterminación; de acuerdo, puede haber problemas pero no llevemos las cosas al absurdo cuando hablamos de soberanía. Como es cierto que hay problemas y diferencias entre los diferentes territorios del País Vasco habrá que acordar la forma de plasmar legalmente el derecho de la sociedad vasca a decidir su futuro; en Montenegro se ha pedido que los sufragios partidarios de la independencia habrían de superar el 55%. Es una opción, lo mismo ésa que otras, todo es hablarlo y acordarlo. Y por supuesto que los navarros hagan lo que mayoritariamente quieran, sea mantener es actual estatus (fruto de la conquista por las armas por parte de España) o no, ya digo, lo que mayoritariamente decidan. Y no hombre, que no tengo nada contra España, sólo quiero que me dejen en paz; es que por más que te empeñes soy ciudadano del mundo, europeo y vasco, y sólo pido que se respeten mis derechos y que el futuro del País Vasco lo decidamos los vascos en libertad. Saludos.

El cantabrón, yo ya demostré que el nacionalismo no se cura viajando, mira a Zapatero o Aznar como van recorriendo todo el mundo y siguen empeñados en imponerme su nación por las buenas o por las malas, lo quiera o no, sin dejarme elegir en libertad; por desgracia no, no se curan. Saludos.

Chusbg, hola, me parece que donde falla algo es en tu argumentación: ahora resulta que quien mete miedo es David y no Goliat, ahora resulta que el miedo lo dan las naciones pequeñas, no las grandes que se empeñan en imponerse sobre otras y no respetar su libertad, no lo entiendo.

Y te repito que no es aceptable utilizar la violencia para conseguir objetivos políticos así que si los navarros no quieren ir con el País Vasco hay que respetar su voluntad, lo mismo que si quieren recuperar la independencia de su Reino conquistado por España (ésa vez sí que valió la violencia como instrumento político). Justamente ése es el problema: que los navarros tampoco pueden elegir, sólo pueden optar entre acatar el ordenamiento español y, si estuviesen en contra, sólo les queda resignarse a ver cómo su libertad no es respetada. Yo apoyo que decidan en libertad y sin coacción por ninguna parte. Ah, yo paso de las patrias, simplemente quiero que me dejen elegir en libertad, que no me impongan. Saludos.

23/9/06 3:14 p. m.  
Anonymous eka said...

Tanto que hablais de si Euskadi es o no es España, que ahora se nos ocurre que Euskadi no es España, ¿Quien dice que Euskadi es España? ¿Supongo que Euskadi no pertenece a España desde que el mundo se creo, no? Habria un momento que alguien quiso poner las fronteras en los pirineos en vez de en Urkiola, sea por guerras, sea por lo que sea.
El mundo se creo sin fronteras, asi que si un dia España quiso integarar a Euskadi, Euskadi tiene el mismo derecho a separarse. Porque si unos tienen el derecho de imponer fronteras, ¿por que esos tienen mas derecho que otros?
Lo importante es que si yo me siento Euskaldun, quiero seguir siendo euskaldun. No es un papel que diga que soy de Euskadi o de España, ser vasco para mi es un sentimiento, una cultura, tenemos un idioma que solo se habla en Euskadi, tenemos deportes que solo se dan aqui. Yo quiero sentirme parte de esa cultura. A mi me da igual que mi DNI ponga que soy vasco, que ponga que soy español, me da igual la burocracia. Yo soy vasco, me siento vasco y ni el lehendakari Ibarretxe ni el presi Zapatero pondra cambiar eso, porque los sentimientos como los sueños por ahora son personales y gratis.

30/9/06 11:30 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Álava fuera de euskadi. no me impongas tu nacionalidad, vasco. Vete al norte.

16/10/06 9:45 p. m.  
Blogger El Lehendakari said...

Eka, hola, no tengo mucho que decir. Me parece bien tu mensaje, nadie tiene que indicarte cuáles han de ser tus sentimientos. Deduzco, de lo que dices, que todas las ideas (siempre que respeten a los demás) son igual de válidas... o de inútiles, jaja. Ya, si ya sé que hay problemas y preocupaciones mayores que los políticos... Un saludo.

Anónimo, hola; lo mismo que tú decía un partido político que desapareció por el “exceso” de votos que cosechaba, jejeje. Aún así yo no soy partidario de que se te imponga una nacionalidad que no deseas; justo es eso lo que digo, que no quiero que se imponga a nadie, como me hacen a mí ahora, una nacionalidad extranjera. Saludos.

16/10/06 10:18 p. m.  
Anonymous Roberto said...

Hay uno que dice que qué sentiría si mañana me hicieran francés. Pues yo nada, me daría igual, mi vida no iba a cambiar mucho porque la bandera que cuelge en el ayuntamiento sea de de tres colores, y mi pasaporte, distinto. Yo con vivir a gusto todos los dias, encantado.
Entiendo que haya personas que quieran dar su vida por conceptos como patria, nación, sangre etc. pero todos ellos me parecen un poco trogloditas, más aun en esta era de globalización. Es mi opinión y que nadie se sienta ofendido. Yo soy yo, y punto, a mi no me describen la historia, ni trapos colgados de un palo, ni leches.
Y tal vez, si más gente hubiese pensado como yo, no habría tantos muertos, porque guerras ha habido mas que banderas.

13/11/06 3:38 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Tus ideas son excluyentes si dices que el mal vasco es español, conservador, y maricon
Vamos, que solo es vasco si eres de izquierdas y hetero?

13/11/06 3:40 p. m.  
Blogger El Lehendakari said...

Roberto, hola, pues sí, yo también paso de la patria; vamos, que hay muchas otras cosas que me ocupan y preocupan muchísimo más; lástima que los nacionalistas españoles, PSOE y PP, sí vivan sólo para su patria y se empeñen en imponérmela. Pesados! Saludos y gracias por la visita y el comentario.

Anonymous, hola, me parece que sólo has leído el título llamativo de un post que publiqué anteriormente y no su contenido. Ahí me explicaba bien, así que no me repito. Saludos.

13/11/06 9:42 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

¿Entonces no salías de kaleborroka solo por ligarte un buen nabo?

10/12/06 6:14 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

¿Inspira tu visión política el sentir la vejación moral de ser sodomizado?.

10/12/06 6:28 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Mejor dicho, de someterte a la sodomía.

10/12/06 6:29 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Practicas también la pedofilia, ¿no?. ¿Es verdad que es el común denominador de los miembros de tu partido?.

10/12/06 6:34 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

¿Arzallus re retiró deseperado porque ya no se le empinaba y no podía disfrutar de los niños?.

10/12/06 6:34 p. m.  
Blogger El Lehendakari said...

Anónimo: ¿? Saludos.

17/12/06 10:24 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home