lunes, septiembre 10, 2007

¿Las guapas buscan a un millonario?

Según me hizo saber una conocida, una reciente encuesta o estudio manifestaba que las mujeres valoraban sobremanera el estatus económico de un hombre a la hora de establecer una relación y, añadido a eso, establecían una relación directa entre su mayor o menor belleza física y la posibilidad de "conquistar" a un hombre con más o menos dinero. He aquí el enlace a la noticia.

Mi conocida manifestó que esa conclusión le parecía denigrante. Bien, será así… pero, más allá de tópicos como el de que ninguna modelo se casa con un fontanero, ése no es el tema que pretendo desarrollar. No, simplemente quería manifestar, sin vergüenza, que yo SÍ BUSCO UNA MILLONARIA que me mantenga… pero no consigo "cazar" a ninguna. Oh, qué bien vivir sin pegar un palo al agua con un Martini en la mano en una tumbona al borde de la piscina privada reflexionando sobre los males que acechan al mundo y su posible solución.

En definitiva, reitero: ¡me ofrezco como gigoló! Millonarias del mundo, espabilad, oportunidades como ésta hay pocas, ¡se me rifan!, mandad vuestros "curriculums" rápidamente. Paris Hilton, te amo tal y como eres, no me pondré celoso porque lo vayas enseñando todo por ahí, Athina Onassis, no sé hacer barcos como los de tu abuelo pero te los haré de papel, Estefanía de Mónaco, ¡soy tu hombre, hazme tuyo! (es más, si me apuran diré que me conformo hasta con su hermano), Koplowitz (ambas a dos os podéis dar por aludidas), por ti robaré la primavera a la humanidad y la prenderé en tu pelo con un alfiler, Elena de Borbón, dicen que te va mal con Marichalar, no te preocupes, aquí me tienes, siempre has sido mi amor platónico… Bueno, y aquí lo dejo, que si no esto puede degenerar hasta extremos inimaginables. Ah, no soy ese tipo de hombres que sólo valoran el físico; no, creo que el amor está por encima de todo, así que acepto proposiciones de 18 a 99 años.

En espera de la mujer que me jubile, se despide atentamente, siempre vuestro,

El Lehendakari.-

1 Comments:

Anonymous lorenita said...

Siempre he dicho que Borja Thyssen es el hombre de mi vida: es rico y tonto. Dos condiciones indispensables para convivir en un palacio de 6000 metros cuadrados; yo, en el ala este y él, en la Oeste. Si tenemos que vernos en algún momento, que sea para posar para el Hola! con cara de enamorados.

Pero llegó la lagarta esa con cara de cerdita Peggy y tetas perfectamente operadas y me lo robó.

Aún confío en que mamá Tita aborte la boda. Yo le gustaría más, que he visitado su museo por lo menos 8 veces en los últimos 10 años. Y no me canso!

PD. Lo de la infanta Elena lo tienes fácil; está a punto de separarse, dicen... SUERTE! jaja

10/9/07 11:15 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home