miércoles, noviembre 22, 2006

Cómo comer un coño

Cuando una mujer encuentra a un hombre que lo come bien ha encontrado un tesoro y no le va a dejar escapar fácilmente. Este es un tipo raro y ella lo sabe. Ni siquiera se lo dirá a sus mejores amigas pues si no le convertiría en el hombre mas popular de la ciudad. Así que recuerda, la mayoría de los tíos pueden follar y generalmente lo hacen de una manera satisfactoria, pero los que saben comerlo bien, lo tienen hecho. Muchas mujeres están tristes por sus cuerpos. Incluso si tienes a la mujer más maravillosa del mundo contigo en la cama se estará preocupando de por cómo te gusta su cuerpo. Dile que es bella, dile qué partes te gustan más, dile cualquier cosa pero déjala que confíe en ti lo suficiente como para dejarte bajar entre sus piernas.

Ahora para y mira lo que ves. Es bonito, verdad? No hay nada en el mundo que le haga mas única a una mujer que su coño. Aprecia las cualidades únicas de tu mujer y dile lo que le hace especial. Las mujeres son mucho más de palabra que los hombres, especialmente cuando se hace el amor. También responden más al amor de palabra lo que significa que cuanto más le hables, más fácil te será hacer que se corra. Así que todo el tiempo que pases acariciando y manoseando su precioso coño, háblale de él. Ahora, míralo de nuevo, suavemente aparta los labios y mira los labios internos. Incluso chúpalos si quieres. Ahora separa las partes superiores del coño hasta que encuentres el clítoris. Las mujeres tienen clítoris de todas las tallas igual que los tíos tenéis pollas de diferentes tamaños, pero esto no tiene nada que ver con su capacidad de orgasmo. Simplemente significa que la mayor parte de ella esta escondida bajo su prepucio.

Cada vez que toques el coño de una mujer debes asegurarte de que tu dedo esta húmedo. Puedes chuparlo o puedes mojarlo con sus jugos internos, pero asegúrate por cualquier medio de mojarlo antes de tocarle el clítoris, pues tu dedo se quedara pegado a él si esta seco, y eso duele. Pero tú no quieres tocarle el clítoris de cualquier manera, tienes que ir preparando el terreno. Antes de que ella se excite, su clítoris es demasiado delicado para ser manejado. Aproxímate a su coño despacio. A las mujeres, incluso más que a los hombres, les encanta ser incitadas. La parte interna de su muslo es su punto mas delicado. Chúpalo, bésalo, haz dibujos con la punta de tu lengua, acércate peligrosamente a su coño. Hazle que se anticipe a ello. Ahora chupa el pliegue donde las piernas juntan su coño. Acaricia tu cara con su arbusto, cepilla tus labios sobre su raja sin presionar, para posteriormente excitarla. Después de haber hecho esto hasta un punto en el que tu chica esta moviéndose y tratando de forzar para que te acerques mas a ella, entonces pon tus labios en la superficie de su raja. Bésala suavemente y después más fuerte. Ahora usa tu lengua para separar los labios de su chocho y cuando se abran haz correr tu lengua arriba y abajo entre las capas de carne del coño. Suavemente separa más sus piernas con tus manos. Todo lo que haces con una mujer y lo que estás a punto de comer tiene que ser hecho suavemente. Fóllala con la lengua, eso también le excita de la hostia porque por ahora ella quiere que se le preste algo de atención a su clítoris. Compruébalo, mira si el clítoris se ha vuelto lo suficientemente duro como para sobresalir de su cubierta. Si es asi, chúpalo. Si no puedes verlo, puede estar esperándote debajo. Lleva tu lengua hasta la parte superior de su raja y siente su clítoris. Apenas puedes experimentar su presencia, pero si incluso no puedes sentir la diminuta perla, puedes hacerla levantarse chupando la piel que la cubre.

Atención, a continuación viene lo más importante, la clave para hacer que tu chica goce como una loca. Para seguir comiendo, perdón, leyendo, pulsar aquí

¡Has picado! Jeje, no voy a terminar el texto. Fastidia quedarse a medias, ¿eh? Ah, se siente. Además lo que importa no es la teoría si no la práctica. Así que ya estamos todos aprendiendo a hacer buenas "comiditas", con lo cual esperemos que no se vuelva a oír aquella conversación que mantuvieron dos clítoris que se encontraron:
- Dicen por ahí que últimamente no disfrutas…
A lo que el otro responde:
- Bah, las malas lenguas…

Saludos.

Nota: Venga, seré bueno, quien quiera continuar leyendo cómo hacer un cunnilingus que pinche en este enlace Hedominio que es de donde yo he copiado literalmente el texto.

3 Comments:

Anonymous holbeist said...

Ana Rosa, ¿estás ahí?

23/11/06 12:03 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Y para las chicas, os sugiero este otro enlace

Un poquito de solidaridad, Lehen!!

23/11/06 12:56 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Come pollas te robaste esto de aqui
http://www.yonkis.com/literatura/literatura_comercono.htm

pinche cara de verga rata¡¡¡

17/8/07 6:11 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home